Poesía

¿Y qué?


De mis caderas cuelgan los sueños de estos pasos.
Me han dicho tantas veces que no
que prefiero no hacerme ilusiones.
Me hago mayor…
Los cráteres detrás de cada espinilla que me sale
hacen parte de un discurso renovado de aceptación absoluta.
Los diálogos con mi yo migrante no dejan de migrar.
Un día están aquí
y otro día están allá.
y al otro día me arrepiento de querer morirme…
Porque la vida es una sola
y nadie ha vuelto de la muerte a contarme qué se come por allá.
Y yo soy hija de mi madre: como de todo
pero no todo es como me gusta…
Cada día más ciega
más hambrienta
y con menos ganas de comer.
El amor ya no me va con prisas
cada vez me gusta más despacio
y gemir me cuesta
se me sube la tensión.
El otro día después de un polvo gasolina el vecino me miraba como si llevara las bragas de sombrero.
No espero al sol del amanecer porque igual mañana amanezco en marte.
Mi alergia a lo amargo es cosa de antes
ahora la llevo en la sangre.
No duermo porque despierta me imagino pagando lo que debo
Netflix me secunda…
A ratos sueño con ser delgada para entrar en los viejos pantalones de mi madre
y con ganas de verano
aunque me muera de asco.
¡Vaya enero!
¡Y qué decir de febrero ¡

📷 @nkem_odeh.ifeyinwa

#quinnymartínezhernández
#poesíadelcuerpo
#poesiamigrante
#mujeresqueescriben
#poesía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s